0

El lenguaje y la memoria a corto plazo.

El lenguaje desempeña un papel importante en la M.C.P y el contenido de esta, suele ser de carácter lingüístico. Baddeley y Hitch denominaron al conjunto de estructuras implicadas, como memoria de trabajo. Esta comprende un ejecutivo central, almacén visoespacial y un bucle fonológico.

  • Ejecutivo centra: Desempeña un papel importante en la integración y comprensión semántica, es un sistema atencional.
  • Bucle fonológico: Desempeña un papel en los procesos fonológicos del lenguaje.
  • Almacén visoespacial: Para almacenar a corto plazo la información espacial.

El alcance de la lectura, predice el rendimiento en una serie de indicadores de comprensión. La gente lee u oye conjuntos de frases sin relacionar y tras cada conjunto, intenta recordar la última palabra de cada frase. El alcance en la lectura es el conjunto de mayor tamaño para el que un participante, puede recordar todas las últimas palabras. Viene determinado por el tamaño o la eficacia de la capacidad en la memoria de trabajo. Está correlacionado con la capacidad a responder a preguntas sobre textos, precisión de la resolución de pronombres, con indicadores de inteligencia verbal. Las personas con mala comprensión tienen un alcance de la lectura reducido.

Unas habilidades reducidas en una serie de complejas tareas de la memoria de trabajo, están relacionadas con discapacidades del lenguaje en la infancia. Con dificultades en el aprendizaje.

La memoria verbal a corto plazo y el procesamiento léxico.

En el concepto de memoria de trabajo de Baddeley, el bucle fonológico incluye un almacén fonológico pasivo (vinculado a la percepción del habla) y un proceso de control articulatorio (vinculado con la producción del habla).

La eficacia del bucle fonológico se mide con tareas de memoria auditiva a corto plazo. Miden nuestro recuerdo de dígitos y palabras de diversas maneras.

  • Tarea de repetición de una única palabra. El sujeto tiene que repetir palabras o dígitos únicos en voz alta.
  • Tarea de repetición de dos palabras. El sujeto tiene que repetir pares de palabras.
  • Tarea del alcance de apuntar. La persona oye una secuencia de palabras o dígitos y después tiene que apuntar secuencias de imágenes que correspondan a esos elementos.
  • Tarea del alcance de las correspondencias. El sujeto tiene que decir si dos listas son iguales o distintas.

No se necesita ninguna repetición directa, pero se deben mantener los elementos en el amortiguador de entradas fonológicas. Las distintas formas de medir el tamaño del alcance, pueden ofrecer distintos resultados.

Una reducción del tamaño del almacén fonológico a consecuencia de una lesión cerebral, debería tener repercusiones para el procesamiento del lenguaje, pero las consecuencias son menos drásticas porque podemos acceder a las propiedades sintácticas y semánticas de las palabras con rapidez.

Un trastorno del bucle fonológico obstaculiza la capacidad de repetir palabras inexistentes. Los pacientes con trastornos en la memoria auditiva a corto plazo, muestran un efecto de longitud de la palabra en la repetición.

El grado en que los trastornos de la memoria fonológica a corto plazo van acompañados de trastornos en la percepción del habla, resulta controvertido.

Los trastornos de la memoria fonológica a corto plazo podrían implicar una lesión en el amortiguador fonológico de la entrada, o del amortiguador fonológico de salida, pero no del procesamiento fonológico.

La gravedad del trastorno de la memoria auditiva a corto plazo afecta la función del lenguaje.

  • Un alcance reducido a 1-2 elementos, puede tener consecuencias para el procesamiento del lenguaje.
  • Para alcances de 2-3 elementos el procesamiento de una única palabra suele estar intacto, pero el rendimiento con secuencias más largas de palabras, puede estar afectado.

Martin, Lesch y Bartha  propusieron que los amortiguadores de la memoria para el procesamiento fonológico, léxico y semántico contienen los elementos de las estructuras de M.L.P. Una lesión en las representaciones semánticas tendrá consecuencias para el mantenimiento de las representaciones léxicas.

Martin y Saffran analizaron la capacidad de repetición, en un paciente de afasia sensorial transcortical. ST no podía repetir más de dos palabras sin perder información sobre los elementos anteriores (la 1ª de las 2 palabras). Los individuos con trastorno semántico, no pueden mantener elementos al principio de una secuencia. Estos elementos se pierden al no existir retroalimentación entre los procesos fonológicos y los semánticos. Estos autores encontraron asociaciones parecidas entre la ocurrencia de déficits semánticos y fonológicos, y los efectos de la posición en serie en la repetición de palabras singulares.

Los déficits semánticos están asociados con errores en la parte inicial de la palabra, mientras que los déficits fonológicos están asociados con errores en la última parte de la palabra.

¿Existen almacenes temporales fonológicos de entrada y de salida independientes?

Es posible que los dos amortiguadores estén interconectados. Existe evidencia empírica:

Romani describió un paciente con un mal rendimiento en la repetición de palabras y frases, pero un buen rendimiento en el reconocimiento inmediato de incitaciones. Sugirió un trastorno en el amortiguador de salida pero un amortiguador de entrada intacto.

Martin describe el caso de un paciente que mostraba un patrón distinto de rendimiento en tareas que implicaban a los amortiguadores fonológicos de entrada y salida. Su rendimiento era malo en tareas de M.C.P  y producción verbal. Pero era normal en tareas que no requerían una producción verbal.

El patrón de rendimiento sugiere que hay involucrados amortiguadores de entrada y salida diferentes.

Los pacientes con una M.C.P auditiva trastornada se agrupan en grupos de rendimiento, en tareas de valoración visual de palabras homófonas, valoración de pseudo homófonas y en tareas de decisión visual y auditiva:

Algunos pacientes mostraban una incidencia de lesión en el amortiguador de entrada, al tener perturbaciones en tareas distintas a la valoración de palabras homófonas.

Otros pacientes mostraban evidencias de lesión en el amortiguador de salida, trastornos en tareas que no fueran valoraciones de rimas auditivas.

Algunos pacientes mostraban evidencias de lesión entre el vínculo de los amortiguadores. Podían realizar bien las valoraciones de rimas auditivas y palabras homófonas, pero tenían un mal rendimiento en la detección de palabras pseudo homófonas y en la detección visual de rimas.

El bucle fonológico y el aprendizaje del vocabulario

En la actualidad se considera que el papel del bucle fonológico, está limitado al aprendizaje de nuevas palabras.

Pacientes con una memoria fonológica a corto plazo trastornada, tienen problemas para aprender otro idioma. Ya que esta memoria se utiliza para sostener nuevas formas fonológicas, de modo que puedan llegar a convertirse en representaciones más duraderas.

La memoria de trabajo y el análisis sintáctico

Los primeros modelos de análisis sintáctico consideraban que la minimización de las demandas, sobre la memoria a corto plazo era una restricción del análisis sintáctico.

Las representaciones fonológicas de las palabras se almacenan en el amortiguador fonológico del bucle.

Las representaciones semánticas de los componentes focales son resueltas por el ejecutivo central. Es posible que el ejecutivo central desempeñe un papel en el análisis sintáctico, al computar los procesos del mismo, y al manipular los resultados intermedios de estos cálculos.

Tª de la capacidad de la comprensión (Just y Carpenter): Se utiliza una memoria central en la capacidad de la comprensión del lenguaje.  Afirmaron que la memoria de trabajo restringe la capacidad del lenguaje.

Las diferencias entre la capacidad de la memoria de trabajo lingüística provocan diferencias en la capacidad lectora.

La reducción en la capacidad de la memoria de trabajo por el envejecimiento, o por lesión cerebral, provocan déficits de comprensión del lenguaje.

Caplan y Waters criticaron la Tª de la capacidad, afirmando que el procesamiento del lenguaje utiliza dos sistemas de memoria de trabajo independientes. Uno dedicado a las tareas de lenguaje rutinario, y otro a las tareas controladas verbalmente. Esta perspectiva se denominó específica al dominio de la memoria de trabajo.

Algunos investigadores afirman que el bucle fonológico mantiene ciertas palabras en la M.C.P para ayudar al análisis sintáctico. Otros han afirmado que no desempeña ningún papel en el análisis sintáctico, pero que está implicado en el procesamiento posterior, cuando se ha interpretado la frase semánticamente.

Rochon analizó a pacientes con Alzheimer, y concluyó que la M.C.P no está involucrada directamente en el análisis sintáctico. Una memoria limitada puede afectar al posterior procesamiento integrador.