Procesamiento del lenguaje figurativo.

Los seres humanos recurren en gran medida a un lenguaje no literal o figurativo.

Vamos a varios tipos fundamentales de lenguajes figurativos:

1- Metáfora: cosiste en hacer una comparación o establecer un parecido. Cacciari y Glucksberg afirmaron que no hay ninguna dicotomía entre la utilización literal y la metafórica, por lo contrario, lo que hay es un continuo.

La teoría estándar afirma que procesamos el lenguaje figurativo o no literal en 3 fases:

  1. Fase: Derivamos el significado literal de lo que oímos
  2. Fase: Contrastamos el significado literal con el contexto para ver si es consistente con el mismo.
  3. Fase: Si el significado literal no tiene sentido dado el contexto, buscamos un significado metafórico alternativo.

Una predicción de este modelo de 3 fases es: la gente debería ignorar los significados no literales de las afirmaciones siempre que el significado literal tenga sentido; pero hay cierta evidencia, de que la gente es incapaz de ignorar los significados no literales.

El significado metafórico parece procesarse de forma simultánea al literal.

Glucksberg y colaboradores: las metáforas se interpretan mediante un análisis pragmático de la misma manera que procesamos las implicaciones de una conversación, suponemos que lo que leemos transmite la máxima información posible.

El modelo de inclusión en una clase afirma que las metáforas tienen la intención de ser interpretadas literalmente como afirmaciones de pertenencia a una categoría.

2- Modismos: pueden ser considerados como metáforas congeladas. Los modismos son una forma fija y se utilizan de manera general. Su significado suele estar poco relacionado con el significado de sus palabras constituyentes.

Gibbs, la gente analiza los sentidos idiomáticos de las expresiones antes de derivar la interpretación literal no convencional.

Cutler y colaboradores, la gente tarda lo mismo comprendiendo los modismos con los que están familiarizados que frases comparables utilizadas de forma no idiomática.

La producción de chistes y de las metáforas es una faceta de nuestra habilidad metalingüística de la que la sensibilización fonológica es tan solo un elemento constitutivo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s