El efecto pseudohomófono.

Se dice que una palabra inexistente (ej. “yelo”) es pseudohomófona de otra palabra que es real (“hielo”) si ambas suenan igual al pronunciarlas.

Los pseudohomofonos se pueden confundir más con palabras de verdad que otros tipos de palabras inexistentes.

Todos los que lo han investigado están de acuerdo en que este efecto se debe al parecido visual, somos sensibles a la apariencia visual de las unidades ortográficas de las palabras.

Por ello, el efecto pseudohomófono sugiere que no se procesan todas las palabras inexistentes de la misma manera. La importancia de la apariencia visual de las palabras inexistentes sugiere que hay algo más implicado en la recodificación fonológica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s